Puntos Claves de la Reforma Tributaria propuesta por el Gobierno Nacional



Desde este jueves, representantes del Gobierno Nacional se reunieron con parte de los principales gremios en Barranquilla para explicar y escuchar sus opiniones sobre la reforma tributaria.


Lo cierto es que el mandato de Petro, representado en esta materia por el ministro de Hacienda José Antonio Ocampo, se ha mostrado abierto al diálogo con los diferentes actores del ecosistema económico colombiano, por lo que desde ya se ven las primeras modificaciones que se le harían a la propuesta que será evaluada por el Congreso de la República.


En esa dinámica de diálogo, este jueves se llevó a cabo el primero de muchos encuentros con las regiones. La cita fue en la ciudad de Barranquilla, en donde participaron representantes del Gobierno Nacional, el Congreso de la República, los gremios más representativos de la región, así como la gobernadora Elsa Noguera y el alcalde Jaime Pumarejo. En el diálogo, el ministro de Hacienda tomó atenta nota de las inquietudes, comentarios e ideas que le fueron expresadas. También respondió las dudas que salieron a flote durante el encuentro.


Ocampo recordó que poner impuestos no es una tarea fácil, pero que el país necesita un cambio en su tributación, pues actualmente se encuentra por debajo del promedio de América Latina y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La idea con la tributaria, explica, es elevar las tasas y eliminar algunos beneficios tributarios, tanto para personas naturales como para empresas, para así subir esos niveles y ubicarse más cerca del promedio de estos referentes internacionales.


“Cuando uno mira la estructura de tributación en Colombia, los sectores de más altos ingresos son sectores que reciben básicamente dividendos y ganancias ocasionales, entonces se tiene que aumentar la carga o si no el efecto redistributivo de la reforma desaparece”, señaló el ministro.


Hay que recordar que parte de los temas más controvertidos de la propuesta de reforma tributaria ha sido el denominado impuesto saludable, con el que se busca gravar a las bebidas azucaradas y demás alimentos considerados como “comida chatarra”. Quienes cuestionan esta propuesta aseguran que su efecto sería el de un importante encarecimiento de los productos que consumen millones de hogares en el país.


También está la redefinición de los umbrales de exportación de las zonas francas, que plantea que toda empresa que se beneficie de esta figura tendrá que exportar no menos del 70 % de su producción. Hay que recordar que, en la primera semana de Gobierno de Gustavo Petro, el ministro de Hacienda se reunió con los empresarios y acordaron que el umbral y el término de transformación no sería tan agresivo.


Este artículo fue extraído de la página de El Espectador.

0 visualizaciones0 comentarios